21 Black Friday Jack.

Antes, jugaba muy a menudo al Black Friday Jack.

Sobre todo en aquellos días de lluvia y frío que no apetecía salir a la calle y me rondaba por el cuerpo, desde la mańana, el estrés acumulado de la semana. No fallaba: una buena partidida y, casi instantáneamente, ya me sentía mejor.

Y lo mismo debieron pensar los demás compańeros de juego porque, especialmente los fines de semana, casi no se podía caminar entre tanta multitud de gente que, al igual que yo, buscaba olvidarse de sus problemas y calmar su ansiedad echando unas cuantas partidas un viernes o sábado por la tarde.

Porque allí, en aquellos centros de varias plantas llenas de tiendas con crupiers esperándonos, no existía el frío ni el cansancio.

Tú entrabas a echar un vistazo y, aunque no lo tuvieras en mente en un principio, hasta el mínimo detalle estaba pensado para invitarte a jugar, como mínimo, una partida rápida antes de salir de allí.

Y así hacía. Entraba en una tienda y, seducida por las luces y carteles de rebajas, preguntaba rápidamente por los descuentos aún disponibles.

Cuantos más descuentos, más posibilidades tenía de conseguir más cosas sin sobrepasar el límite del juego y ganar a la banca. Lo tenía todo calculado.

Primero, pedía la carta del bolso con el 15% de descuento. Después, me acercaba a otra mesa y pedía la carta del vestido de nochevieja rebajado un 10% y, de paso, una carta de esos zapatos de charol negros con un 30% menos.

Para terminar, una última mesa y alguna carta más que, aunque no tuviera descuento, no sé cómo me había convencido a mi misma de la necesidad de tenerla.

Antes de salir, a veces, se me antojaba algo para comer y, claro está, en aquellos centros de juego siempre encontrabas sitios para descansar eligiendo el menú a mitad de precio entre semana o, si era fin de semana, arriesgando un poco más,  pidiendo directamente la carta.

Para no perder, iba sumando mentalmente todos los valores que había ido gastando en cada carta pero, no sé cómo podía suceder que, cuando llegaba a casa y miraba el extracto de mi cuenta bancaria (la única forma de saber si habías ganado este juego), casi siempre acababa pasando del límite.

A veces rozándolo por poco (aquella carta del helado antes de irme..), otras veces y casi sin darme cuenta, con mucha distancia.

Como siempre, la banca ganaba.

Hasta que me cansé de jugar a este juego. De perder dinero, energías y tiempo cada fin de semana.

Decidí que no, no iba a caer en la trampa de pensar que yo sería más lista que ellos, que podría controlarlo bien y elegir solo las cartas más necesarias.

Aunque pareciera sencillo ganar. Aunque solo el hecho de conseguir unas cuantas cartas,  ya me hiciera sentir mejor. Aunque todo el mundo lo hiciera.

Tan solo, pensé, debía alejarme lo posible de aquellos centros. Y saber elegir bien mis cartas lo que, curiosamente, me hacía perder menos y acabar ganando mucho más de lo que podía imaginar.

Aquella carta de la llamada a mi familia, la del café con una amiga, la carta del mensaje cómplice a mi hermano, la de leer un buen libro por la mañana, la de salir a pasear el domingo y hacer fotos al paisaje o, una de mis preferidas, la carta del abrazo bien grande a todas las personas importantes de mi vida, sin límite de tiempo.

Y, como esas, muchas, muchas más a elegir. Lejos de rebajas, de descuentos, días de oro, sin IVA o viernes especiales.

Esta vez, por fin, me hallaba lejos de caer en la trampa y perder mi dinero y energías en el 21 Black Friday Jack.

Ahora no dejo que elijan por mi sino que, soy yo, la que elijo la carta de disfrutar de mi tiempo a mi manera, y el único As posible, el de la Felicidad.

© Jugadora1.


Safe Creative #1607220241559

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s